Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Creatividad, valentía y RRHH

03/05/2013     Fuente: www.rrhhmagazine.com

Esta crisis actual, local y global, no sólo es una crisis económica, de valores, de ética, de necesaria reflexión sobre nuestra capacidad de esfuerzo y trabajo sino también una crisis de la creatividad y la innovación.

Hace ya tiempo que hemos tomado mayoritariamente la decisión inconsciente de dejar de utilizar esa actitud vital de la creatividad humana porque ya otros lo harán por nosotros, ya sean empresarios, informáticos, deportistas, artistas o cocineros.

Estos iconos creativos, ya sean personas u organizaciones, hasta ahora han creado nuevas necesidades y resolvieron también nuestras necesidades más creativas mientras que a nosotros nos fue más cómodo seguir en nuestra zona de confort, rutina y porque no decirlo cierta mediocridad.

Por eso hemos encumbrado a los más creativos como seres paranormales y nos olvidamos muchas veces de que esa creatividad tiene que ir acompañada de otros factores fundamentales y necesarios como son la valentía, el coraje y la confianza para el emprendimiento con éxito.

Lo bueno de los tiempos difíciles que ahora vivimos es que hacen aflorar lo mejor de cada uno de nosotros y ahora eso ya no es sólo necesario sino que es imprescindible, porque ya no hay recetas tipo para el éxito, hay que crearlas y ponerlas en práctica cada día.

Desde la creatividad y el creer en nosotros mismos, surgirá sin duda el cambio para la innovación. Por eso las organizaciones y los profesionales estamos obligados a cambiar el paradigma sobre lo que ha de ser la formación empresarial como fin para incrementar la actual empleabilidad de los profesionales y la rentabilidad de la compañía.

Hoy es ya el momento de preparar el futuro, liderando el cambio real en las empresas y sus directivos, asumir los nuevos retos a los que ha de dar respuesta la actividad formativa, las áreas de RR.HH. y sus profesionales en el actual entorno empresarial y económico mundial.

Las acciones formativas del futuro tienen que ir de la mano con los resultados de la propia empresa, convirtiéndose en una parte estratégica de las compañías. Para ello, las empresas, tienen que incorporar una tendencia vanguardista a su portfolio corporativo de programas formativos y estos son los orientados hacia la creatividad, el desarrollo del talento, la innovación y el positivismo, que encaminen no sólo el desarrollo del empleado sino que direccionen a la compañía hacia el crecimiento y el pleno rendimiento, estos nuevos modelos formativos se perfilan como la mejor estrategia de diferenciación futura.

Las áreas de RRHH se han de involucrar en sus propias compañías con una mirada distinta a la actual, generando en el propio ámbito y desempeño laboral un lugar para la formación donde el objetivo no es otro que mejorar sus propios resultados corporativos y la carrera profesional del empleado dentro de la compañía para seguir renovándose y reciclándose para dar respuesta a la demanda del propio mercado y de los clientes actuales y futuros.

Este tipo de programas formativos no se encuentran en los convencionalismos instaurados tradicionalmente y pretenden cambiar los actuales paradigmas establecidos de formación al uso sin olvidar el necesario pragmatismo que proporcione la transferencia al propio puesto de trabajo y la evaluación del impacto y los resultados obtenidos.

Las nuevas herramientas y planteamientos permitirán a las compañías generar nuevos enfoques y dinámicas orientadas al propio desarrollo del talento interno para ofrecer respuestas ante las situaciones adversas del mercado que se puedan producir y el propio contexto socio económico de la compañía.

La nueva formación ha de ser como decía anteriormente, una tarea más en el desempeño laboral y los verdaderos agentes de su acción, ejecución y éxito han de ser los propios empleados, acompañados por los profesionales del área de recursos humanos que han de ocupar un espacio de más proximidad y cercanía para desarrollar de esta forma mecanismos para una clara orientación a la individualización, ya que las personas somos seres únicos y como tales, lo que funciona, necesita o desarrolla el potencial de uno no es necesariamente lo mismo que funcionará para otro.

Las metodologías desarrolladas han de conectar directamente con las personas y sus emociones, como seres humanos que somos, provocando un efecto “inolvidable” que perdure mucho más allá en el tiempo y es obvio que este efecto debe estar relacionado con la competencia laboral o el cambio de actitud que se pretenda trabajar.

Ahora es el momento de reinventarnos, de aprovechar este difícil momento para convertirlo en nuestra gran oportunidad, para mirar al futuro con una ilusión renovada en nuestras capacidades creativas y confianza propia en que si es posible aprender, crecer y cambiar.


Descargar documento IPSE de interés:

www.ipse-psicologia.com/doc/PAE.pdf

Ver noticia completa referenciada:

www.rrhhmagazine.com/articulos.asp?id=1153



Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información