Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Estrés por desempleo y nuestro cuerpo.

05/09/2014     Fuente: www.appsy.org

Cuando una persona pasa por un largo período de desempleo puede verse afectada en muchos aspectos. El desempleo puede tener muchas consecuencias psicológicas negativas, como son el estrés por desempleo, la depresión por desempleo, ansiedad por desempleo, etc. Hoy vamos a centrarnos en el estrés por desempleo y veremos también las consecuencias que este tiene a su vez para nuestro organismo. El estrés por desempleo puede ser causante, además, de enfermedades psicosomáticas, entre ellas el síndrome de colon irritable. El estrés por desempleo puede ser también responsable de incrementar el riesgo de infarto agudo de miocardio. No solo afecta a nuestro corazón el estrés por desempleo sino que también la ira o el enfado excesivo están muy relacionados con la hipertensión, angina de pecho y el infarto de miocardio.

El estrés por desempleo puede incrementar el riesgo de infarto

¿Por qué se produce el estrés? Lo primero es decir que el estrés es una respuesta natural de nuestro organismo para reaccionar a los peligros. Es algo atávico que conservamos porque a nuestros ancestros prehistóricos les fue muy útil. El estrés en sí no es algo negativo puesto que ayuda a activarnos y a reaccionar rápidamente ante determinadas situaciones de peligro. El problema se da cuando la situación de peligro ha pasado ya o bien jamás ha existido y aun así el estrés persiste. Esto es lo que sucede con el estrés por desempleo. No hay duda alguna de que el desempleo puede ser un acontecimiento traumático a muchos niveles pero esto no implica una amenaza constante. El estrés por desempleo, pues, puede hacer que la persona que esté en el paro añada males innecesarios al hecho de encontrarse sin trabajo. ¿Cómo podemos detectar en nosotros síntomas físicos de estrés por desempleo? Podemos citar los siguientes para ver de qué modo nuestro cuerpo es afectado: aumento de la tasa cardíaca (nuestro corazón late de un modo más fuerte para que los músculos dispongan de más sangre que les permita movimientos rápidos y fuertes), hiperventilación (HV) (respiramos una mayor cantidad de aire y lo hacemos más rápido. De este modo, preparamos a nuestro cuerpo para la lucha o la huida), concentración de la sangre en áreas del cuerpo donde podría ser más necesaria en una situación de peligro, dilatación de pupilas (para detectar mejor todo aquello que pueda ser peligroso. Esto nos puede hacer percibir las cosas de un modo extraño); sensación de miedo y de amenaza que nos impulsa a huir para protegernos. Es fácil ver que estas sensaciones corporales que pueden asociarse al estrés por desempleo nos preparan para peligros que en realidad no vivimos. Es por esto que el estrés por desempleo es tan nocivo para nuestra salud y ejerce tanto desgaste.

Otra de las consecuencias del desempleo a nivel psicosomático puede ser el síndrome de colon irritable. Llamado también Síndrome de Intestino Irritable (SII) no es en sí una patología grave pero sí que tiene un fuerte impacto para el afectado, ya que une al estrés por desempleo la gran inseguridad asociada al poco control que se tiene sobre el propio organismo. Provoca diarreas, estreñimiento, dolor abdominal, y en ocasiones depresión. Es fácil deducir que esto puede convertirse en algo grave si lo unimos al estrés por desempleo y a los riesgos asociados que hemos explicado antes. Además, la inseguridad que conlleva el síndrome de colon irritable puede ser fuente de más estrés.

Las sensaciones corporales nos preparan para peligros que no vivimos en realidad

Centrémonos ahora en el corazón. En un artículo de 2012, la Fundación Española del Corazón informaba de que un estudio estadounidense afirmaba que el infarto agudo de miocardio (IAM) era significativamente mayor en las personas desempleadas. Este riesgo, además, había aumentado de un modo gradual desde la primera pérdida de empleo hasta cuatro o más pérdidas de empleo. La acumulación de despidos por parte de una persona y la inestabilidad laboral y psicológica que esta acumulación trae consigo es lo que había hecho que se presentasen más casos de infarto entre el grupo de personas estudiado, de una media de 62 años. El estrés por desempleo, pues, muchas veces no se percibe por el propio afectado y es acumulativo. El riesgo de IAM, asimismo, se elevó en el primer año de desempleo, pero no después. Los autores del estudio concluían que el estrés por desempleo, la pérdida encadenada de varios puestos de trabajo y pasar también cortos períodos sin trabajo son factores de riesgo para que nuestro corazón se vea seriamente afectado.

¿Qué podemos hacer para contrarrestar y prevenir algunos de los efectos negativos del estrés por desempleo? Parece un tópico, pero hacer deporte es fundamental para sentirnos mejor y mantener el estrés por desempleo a raya. En concreto, hacer ejercicio aeróbico como caminar, correr, ir en bici, etc. libera endorfinas, que son opiáceos internos productores de sensación de bienestar. De este modo, nos sentiremos más relajados y podremos contrarrestar los efectos negativos del estrés por desempleo y prevenir el infarto agudo de miocardio, por ejemplo. Se ha comprobado que existe una relación entre la práctica del ejercicio físico y la disminución de los niveles de ansiedad, depresión y estrés.

Es fundamental un buen apoyo psicológico ante el estrés por desempleo

El deporte es muy útil y fundamental, cierto, pero también lo es un buen apoyo psicológico a la hora de prevenir o contrarrestar el estrés por desempleo y otras consecuencias psicológicas que conlleva el pasar un período prolongado sin trabajo. Appsy desempleo nos ofrece apoyo psicológico de un modo cómodo y sencillo a través de la pantalla de nuestro Smartphone, con un coste cero. Appsy desempleo es una app de salud mental creada por destacados profesionales de la salud psicológica y de la tecnología. La app se basa en la terapia cognitivo conductual, que ha demostrado ser altamente efectiva en muchos casos sin necesidad de apoyarse en fármacos. Sobre todo a la hora de ayudar a afrontar problemas de la vida cotidiana como el desempleo. appsy desempleo nos garantiza apoyo psicológico gratis en cualquier momento y lugar. Se basa en casos extraídos de la experiencia clínica con la terapia cognitivo conductual. La información sobre la que trabaja la app y los síntomas que presenta al usuario están basados en la experiencia clínica con pacientes con estrés por desempleo. appsy infertilidad quiere ayudar a todas las personas que atraviesan este período de desempleo del mejor modo posible para evitar o contrarrestar males como estrés por desempleo, depresión por desempleo y otros problemas que van desde los citados trastornos cardiovasculares a colon irritable. ¿Cómo funciona? la aplicación nos presenta un cuestionario previo, basado en los síntomas y experiencias más comunes detectadas en los pacientes que acuden a consulta. En función de nuestras respuestas a este cuestionario, appsy desempleo nos dará información acerca de estos síntomas y nos dirá por qué pensamos así. Asimismo, nos aplicará un tratamiento basado en tareas que podremos realizar, con el fin de modificar de un modo positivo este afrontamiento. appsy desempleo nos permite comprobar de un modo efectivo y fiable nuestra posible evolución y, si usamos la app en combinación con una terapia psicológica presencial, podremos compartir los resultados de las tareas y observaciones sobre nuestra evolución con el terapeuta escogido. Completado el tratamiento, appsy desempleo nos hará otro test para que comprobemos nuestra posible evolución.


Descargar documento IPSE de interés:

www.ipse-psicologia.com/doc/PAE.pdf

Ver noticia completa referenciada:

http://appsy.org/estres-por-desempleo-cuerpo/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=estres-por-desempleo-cuerpo


Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información