Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Cómo hablar a los niños acerca de la muerte

16/09/2011     Fuente: www.infocoponline.es

Abordar el tema de la muerte con los más pequeños suele ser una situación peliaguda para la mayoría de los adultos. En gran medida, porque en muchas sociedades, especialmente en las occidentales, la muerte es un tema tabú, pero también porque se concibe como una experiencia negativa y, a veces traumática, queriéndose evitar el malestar a los niños. Sin embargo, la realidad es que la muerte es un hecho que forma parte de la vida cotidiana y es responsabilidad de padres, educadores, etc. ayudar a los niños a comprender qué es la muerte, a eliminar creencias erróneas y miedos, así como darles apoyo y consuelo.

Uno de los errores más frecuentes que cometen los adultos es creer que, si no se habla de este tema con los niños, ellos no se darán cuenta y no sufrirán. Sin embargo, esto es falso, porque la realidad es que los niños son grandes observadores que perciben todo aquello que les rodea y, en especial, aquello que más preocupe a las personas que son significativas para ellos. Por el contrario, la realidad es que, si los niños no lo comentan o no preguntan es porque no quieren que sus padres se preocupen más, no se sientan tristes, etc. No obstante, esta evitación lo que realmente está provocando es que no pueda saberse cómo se sienten los niños en realidad, cuáles son sus miedos, preocupaciones y emociones, igualmente, puede potenciarse el sentimiento de culpa y el desarrollo de ideas erróneas al respecto.


De esta manera, en este documento, se aportan una serie de útiles consejos que han de adaptarse al niño concreto y a su etapa evolutiva, siendo los siguientes los más destacados: 

Analizar y ser conscientes de los miedos y resistencias que tiene el adulto en relación a tratar el tema de la muerte en general, y con los niños en particular.
Ser sensible y adaptarse a las demandas del niño en cuanto al deseo de conversar sobre el tema de la muerte. Es el niño el que indicará al adulto cuando está preparado para hablar de este tema y hasta qué nivel de profundidad.
Es importante escuchar y respetar la concepción que tiene el niño sobre la muerte, pero sobretodo sus emociones, miedos y creencias sobre la muerte.
Responder a las preguntas que realicen los niños con un lenguaje claro y sencillo, adaptado a su edad.

Dar respuestas breves y sencillas.

Dar información veraz a todo aquello que nos planteen, no dar mensajes incongruentes que puedan promover asociaciones incorrectas (p. ej., no decir "el abuelo se ha dormido para siempre", porque puede facilitar que tenga miedo a dormir).

www.infocoponline.es/view_article.asp?id=3427


Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información