Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Contribuciones de la Psicología a la prevención de accidentes aéreos – Comunicado de la EFPA

22/05/2015     Fuente: www.infocop.es

Con motivo del accidente del vuelo de Germanwings 4U9525 ocurrido el pasado 24 de marzo del 2015, la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (EFPA), junto con la Asociación Europea de Psicología de la Aviación (EAAP) -asociación que agrupa a los psicólogos especialistas de toda Europa en Psicología de la Aviación-, han emitido el siguiente comunicado de prensa en el que detallan las contribuciones de la Psicología en la prevención de accidentes de este tipo:

Según el informe preliminar de la investigación del accidente, hecho por la Oficina de Investigación de Accidentes Francesa (BEA), publicado el 6 de mayo de 2015, la información inicial indica que el copiloto del vuelo bloqueó deliberadamente la cabina para que el piloto no pudiese acceder y cambió las instrucciones del piloto automático para que el avión descendiese hasta estrellarse. El copiloto había sufrido depresión durante su formación en 2009, por lo que su licencia de vuelo estaba sujeta a futuros exámenes médicos.

Las investigaciones ulteriores determinarán cómo y por qué se puede llegar al extremo de que un piloto acceda a una cabina con la intención de precipitar la aeronave y sus ocupantes, a pesar de la existencia de regulaciones que establecen criterios médicos obligatorios para las tripulaciones de vuelo, especialmente en las áreas de psiquiatría, psicología y problemas de conducta, de las políticas de contratación, así como de los procesos de formación inicial y continua dentro de las compañías aéreas.

Teniendo en cuenta también los accidentes similares ocurridos anteriormente (6 veces desde 1980), surge la pregunta ¿qué se puede hacer para evitar que sucesos como este vuelvan a suceder? La EFPA detalla las medidas que pueden llevar a cabo los psicólogos para prevenir estos y otros accidentes:

1. Aplicación de pruebas psicológicas de screening de los pilotos

La primera medida es la evaluación inicial de los pilotos. Estos profesionales se someten a una evaluación psicológica antes de comenzar los entrenamientos de vuelo y de ser contratados por la compañía aérea. Además, antes de cambiar de compañía, tienen que someterse a más pruebas. Si los test de personalidad muestran tendencias depresivas (o también características psicopáticas o agresivas, por ejemplo), el solicitante no se considera apto. Estas evaluaciones son eficaces para el screening inicial de los pilotos, pero no pueden predecir lo que sucederá en su vida más adelante o si un piloto se convertirá en suicida varios años más tarde, como en el caso del copiloto del reciente accidente de Germanwings.

2. Evaluación de la salud mental de los pilotos

La segunda medida tiene que ver con la evaluación del estado de salud mental del piloto. La normativa requiere que los pilotos tengan un certificado médico válido para volar. Por lo tanto, se someten a exámenes médicos periódicos, primero, anuales y, a partir de los 40 años de edad, semestrales. Dentro de este examen, se incluye una evaluación de la salud mental del piloto que es realizada por un examinador médico certificado. Una depresión o el uso de medicación antidepresiva pueden ser motivo suficiente para la paralización del certificado médico hasta que se compruebe que los síntomas han desaparecido después de unos meses. En la práctica, la evaluación de la salud mental suele ser poco exhaustiva, por lo que los trastornos depresivos u otros trastornos pueden no ser detectados. Una limitación de estas evaluaciones, es que se espera que los pilotos informen ellos mismos sobre sus síntomas, lo que conlleva el riesgo de que no sean sinceros para evitar dificultades en su carrera. Además, existe la posibilidad de que el piloto acuda a otro médico forense que no tenga acceso a su historial médico. Asimismo, el facultativo encargado de estas evaluaciones a menudo carece de la formación adecuada para realizar un examen de salud mental. A este respecto, un examen periódico realizado por un psicólogo clínico podría ayudar a detectar mejor si los pilotos están sufriendo estrés, ansiedad, depresión… y cómo hacer frente a estas circunstancias. Las evaluaciones en salud mental podrían ser más eficaces si se estableciese un registro de datos centralizado donde se pudieran ir añadiendo los resultados de cada una de las evaluaciones.

3. Counseling o psicoterapia llevada a cabo psicólogos clínicos

En tercer lugar, los psicólogos clínicos pueden proporcionar asesoramiento o psicoterapia a los pilotos que sufren depresión u otras enfermedades mentales. En los EE.UU. esto es obligatorio durante su fase de recuperación. Se trata de una medida eficaz para la reducción de la sintomatología y para acelerar la recuperación del piloto.

4. Entrenamiento en la gestión de los recursos de la tripulación

En cuarto lugar, los psicólogos desempeñan un papel esencial en los procesos de formación inicial y continua llevados a cabo por las propias compañías aéreas. Una de las acciones formativas es el entrenamiento en la gestión de los recursos de la tripulación, cuyo objetivo es ayudar a los pilotos a reconocer y superar los problemas de comunicación y fomentar el trabajo en equipo en cabina. En dicho entrenamiento, se deberían identificar las dificultades personales de cada uno de los miembros, con el objetivo de que se mejore la comunicación y la colaboración dentro del equipo.

5. Equipos multidisciplinares de investigación y desarrollo con especialistas en factores humanos

En quinto lugar, los psicólogos trabajan como especialistas en “factores humanos de la aviación”, participando en equipos multidisciplinares de investigación y desarrollo, junto con ingenieros, médicos y otros expertos físicos y matemáticos. Su papel en este campo es ayudar a desarrollar nuevos equipamientos, procedimientos operativos y programas de formación para la tripulación de cabina que hagan la aviación más segura y eficaz.

6. Consideración de los factores humanos en la investigación sobre las causas de los accidentes aéreos

Por último, los psicólogos participan también en la investigación sobre las causas de los accidentes. Se centran en la identificación de los factores humanos, ayudando a establecer medidas que puedan mejorar la seguridad de la aviación. Los psicólogos han sido decisivos en desplazar el foco de la investigación sobre seguridad aérea desde los "errores humanos" hacia el establecimiento de sistemas seguros. Bajo este enfoque, los incidentes y accidentes aéreos son considerados ahora como el fallo simultáneo en varias líneas defensivas, a escala humana, operativa, técnica y organizacional. La adopción de este enfoque ha contribuido, en gran medida, al alto nivel de seguridad aérea que se ha conseguido en la actualidad. Los psicólogos forman parte del grupo de trabajo alemán creado para revisar el historial completo del vuelo de Germanwings siniestrado y establecer recomendaciones para mejorar la seguridad futura en los vuelos.

Descargar documento IPSE de interés:

www.ipse-psicologia.com/doc/PAE.pdf

Ver noticia completa referenciada:

www.infocop.es/view_article.asp?id=5661


Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información