Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

El papel de la psicología en la salud mental y el bienestar en el trabajo

06/03/2012     Fuente: www.infocop.es

La Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (European Federation of Psychologists Associations – EFPA), ha redactado el documento: La salud mental y el bienestar en el lugar de trabajo - ¿Qué nos dice la psicología?, que establece el posicionamiento de esta asociación sobre la salud mental en el contexto laboral.

La Psicología del Trabajo y de las Organizaciones arroja luz sobre la etiología de la salud mental y el bienestar en el trabajo, haciendo hincapié en el papel de la organización del trabajo y en la acción de las personas, y enfatizando la necesidad de ampliar la promoción de la salud con una estrategia de prevención.



El documento consta de tres partes que se resumen a continuación:


Parte I: ¿Qué produce la salud mental positiva y negativa, y el bienestar?


Se parte de la idea de que el lugar de trabajo no es sólo un escenario en el que la salud mental se manifiesta, sino que también ejerce un papel activo en el estado de esa salud.


Existen numerosos estudios que demuestran los diferentes impactos negativos que puede tener el trabajo en el individuo como son: insatisfacción, apatía, irritabilidad, ansiedad, estrés, depresión, burnout, etc. Algunos de los múltiples factores que se han identificado como causantes de este impacto negativo son: la atención sostenida, la multiplicidad de tareas y la complejidad de las mismas, la ambigüedad de rol, la sobrecarga, la presión del tiempo, el liderazgo deficiente o abusivo, las malas relaciones, los conflictos, la exclusión social, o las dificultades de conciliación entre vida laboral y personal.


Por otra parte, aunque menos numerosas, también hay investigaciones que demuestran los efectos positivos del trabajo. Estos estudios se centran en factores como: sentido de logro, satisfacción en el trabajo, alegría, orgullo, autoestima, fortalecimiento de la identidad, compromiso de trabajo, crecimiento, etc. Dada la relación positiva entre la salud mental y la productividad e innovación, es importante el estudio de las condiciones de trabajo que preceden a estos efectos positivos. Los principales factores que se han identificado, son en gran parte los contrarios a aquellos asociados al impacto negativo. Por ejemplo, tareas concretas con demandas adecuadas, trabajos que satisfagan las necesidades de la gente, las buenas relaciones con los compañeros, gerentes que gestionen bien e incluyan a los trabajadores en las decisiones,...


Aunque hay que tener en cuenta que los resultados de las investigaciones, no son generalizables a cualquier organización, sociedad o cultura. Es decir, los mismos factores no afectan a todas las personas de una manera homogénea.


Parte II: ¿Qué se puede hacer para promover la salud mental?

A pesar de las alarmantes cifras sobre el deterioro de la salud mental en el mundo occidental, la atención se centra únicamente en reducir el absentismo y aliviar los síntomas. Desde el punto de vista de la Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, la prevención de este problema no consiste sólo en la ejecución de programas para mejorar la salud general de los empleados, sino que debería ir dirigida a la raíz del problema, que es la manera en que las organizaciones están estructuradas y administradas.


De esta forma, para mejorar la salud mental de los trabajadores habría que intervenir en dos direcciones: por una parte, evaluar los lugares de trabajo y las personas, y participar en las medidas terapéuticas para aquellos que no pueden trabajar; y por otra parte, hacer hincapié en las raíces de los problemas de salud mental, rediseñando los sistemas de trabajo y los principios de gestión.

Parte III: ¿Cómo pueden contribuir los psicólogos?

El papel de los psicólogos en el campo del trabajo y las organizaciones, alcanza mucho más allá de la atención a los empleados que sufren sintomatología psicopatológica. Los psicólogos también pueden contribuir al desarrollo de organizaciones y entornos de trabajo que favorezcan el bienestar de los empleados e impidan la aparición de problemas de salud mental.


Algunas funciones de los psicólogos en este ámbito, son:


Proporcionar medidas para la salud mental y la calidad del lugar de trabajo.
Vigilar las condiciones de trabajo para predecir las tendencias en materia de salud mental y bienestar.
Sugerir medidas de prevención e intervención adecuadas.
Contribuir a la prevención a través de, por ejemplo, del reclutamiento, selección, colocación y capacitación de los trabajadores, supervisores y gerentes.
Proporcionar la intervención de coaching y la psicoterapia.
Desarrollar intervenciones positivas a nivel individual y organizacional con el fin de facilitar la participación de los empleados.
Llevar a cabo estudios para evaluar la efectividad de las intervenciones.
Asesorar a los directivos sobre las formas eficaces de organización, que respeten los intereses de todas las partes interesadas.


www.infocop.es/view_article.asp?id=3858&cat=5


Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información