Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Según 8 de cada 10 consultados en un gran sondeo de opinión paneuropeo, el estrés en el lugar de trabajo aumentará

13/04/2012     Fuente: osha.europa.eu

El estrés de origen laboral es motivo de preocupación para la gran mayoría de los trabajadores europeos, según se concluye en el II Sondeo de opinión paneuropeo sobre la seguridad y la salud en el trabajo. En la encuesta, realizada por Ipsos MORI en nombre de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), se analizaron las opiniones de más de 35 000 ciudadanos de 36 países europeos acerca de cuestiones contemporáneas asociadas al lugar de trabajo, como el estrés de origen laboral, y la importancia de la seguridad y la salud en el trabajo para la competitividad económica, y en el contexto de unas vidas laborales de mayor duración.

Ocho de cada diez trabajadores de toda Europa creen que la cifra de personas que sufrirán estrés de origen laboral en los próximos cinco años aumentará (80%), y un 52% prevé que tal incremento será notable. Se trata de conclusiones acordes con las extraídas en la encuesta ESENER de la EU-OSHA sobre riesgos nuevos y emergentes en el lugar de trabajo, en la que se determinó que el 79% de los directivos considera que el estrés constituye un problema en sus organizaciones, lo que coloca a este trastorno en un nivel de importancia similar al de los accidentes laborales para las empresas.
El estrés de origen laboral es uno de los mayores retos en materia de salud y seguridad que afronta Europa, y representa un enorme coste tanto en lo que se refiere al sufrimiento humano, como al rendimiento económico. Según el sondeo, la gran mayoría de los europeos (86%) conviene en que la observancia de unas buenas prácticas en el terreno de la seguridad y la salud es necesaria para la competitividad económica del país, y un 56% se declara plenamente de acuerdo con tal afirmación. Las opiniones son similares en el caso de los trabajadores, y en el de los que no trabajan (el 86 y el 85% se muestran de acuerdo, respectivamente).

¿Cree que la cifra de personas que adolece de estrés de origen laboral en su país en los 5 próximos años?

Base: total de trabajadores (19 502)

52% aumentará notablemente, 28% aumentará ligeramente, 12% se mantendrá más o menos estable, 4% disminuirá ligeramente, 3% disminuirá notablemente, 1% no sabe.

La crisis financiera y la transformación del ámbito laboral someten a los trabajadores a exigencias crecientes y, por tanto, no resulta sorprendente que el estrés de origen laboral ocupe un lugar destacado entre las preocupaciones de las personas, señala la Dra. Christa Sedlatschek, Directora de la EU-OSHA. Con independencia de la edad, el género o el tamaño de la organización, una abrumadora mayoría de los consultados cree que el estrés relacionado con el trabajo aumentará. Sin embargo, se aprecian variaciones nacionales interesantes en cuanto a los que prevén que este trastorno aumente notablemente; así, los noruegos son los menos preocupados (16%), mientras que los griegos son los que consideran con mayor inquietud el incremento del estrés (para un 83%, aumentará notablemente). La consideración de los riesgos psicosociales es un objetivo fundamental de la labor de la EU-OSHA encaminada a mejorar las vidas de los trabajadores en toda Europa.

Por último, en lo que se refiere al Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional, se determinó en la encuesta que el 87% de la población en el conjunto de Europa cree que unas buenas prácticas en materia de seguridad y salud en el trabajo son importantes para facilitar a las personas que puedan trabajar más tiempo antes de jubilarse (incluido un 56% que declaró que son muy importantes). En una reciente encuesta del Eurobarómetro se puso de relieve que muchos europeos están preparados para el envejecimiento activo, pero que es posible que sus condiciones actuales de seguridad y salud en el trabajo no les permitan seguir realizando una actividad laboral hasta alcanzar una edad más avanzada. Aunque la edad de jubilación habitual en toda Europa se sitúa en los 65 años, la edad promedio de abandono de la población activa en 2009 se encontraba en torno a los 61,5 años, según Eurostat. En la encuesta del Eurobarómetro, cuatro de cada diez europeos (42%) declararon que se sienten capaces de realizar el trabajo que desempeñan actualmente hasta los 65 años, e incluso con mayor edad, mientras que un 17% prevé que no podrá seguir efectuando su actividad laboral presente después de los 59. La EU-OSHA participa activamente en la promoción del Año Europeo del Envejecimiento Activo 2012, con el fin de subrayar la necesidad de una buena seguridad y salud en el trabajo en todas las etapas de la vida laboral.


osha.europa.eu/es/press/press-releases/stress_workplace_to_rise_say_8_out_of_10_in_major_pan-european_opinion_poll?utm_source=oshmail&utm_medium=email&utm_campaign=oshmail-118


Usamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al seguir navegando en nuestra Web, aceptas el uso que hacemos de dichas cookies. Más información